Agradécelo todo…

A veces es tan difícil agradecer, cuando las cosas no salen como uno quiere o piensa. Quizá el día no haya sido lo que pensabas, algo que estuvieses haciendo no haya salido bien o tus sentimientos por esa persona no son correspondidos. Muchas razones para quizá quejarse o renegar de lo que nos falta… cuando realmente hay que agradecer por lo que se tiene. Hay que agradecer siempre: mañana será otro día, habrá una oportunidad de hacer las cosas de nuevo y algún día aparecerá esa persona que te quiera. De todo se puede sacar una experiencia que seguro te aportará algo en la vida.

– Andrés M.