De la pareja ideal y otros menesteres

(Y bueh… finalmente como que este año va a ser prolífico en entradas en este blog 😛 )

Pareja ideal

 

¡Hola a tod@s! Es chévere volver a escribir después de tanto tiempo de abandono con el blogcito… pero los momentos de inspiración siempre se dan cuando uno está en otras ocupaciones, y cuando se va a sentar a escribir, sólo queda el sonido del tinnitus en la mente :S

En fin, hace rato quería escribir algo por estos lares, y leer una de las obras de Asimov (por cierto, buena recomendación) me dio pie a un buen tema: ¿quién es o sería tu pareja ideal? Pues bien, en uno de los cuentos que incluye el libro de Asimov, “True love”, trata precisamente de este tema; Milton, un programador que trabaja en el complejo Multivac (una especie de supercomputadora) y Joe, su programa de computador (creado originalmente para “resolver los problemas del mundo”), se embarcan en la tarea de buscar el “amor verdadero” para el primero, buscando entre la base de datos global de personas aquella que fuese su mujer ideal. Para ello, Milton se encargó de entregarle unos parámetros específicos al programa, y éste se encargó de hacer los filtros necesarios hasta reducir el grupo a 8 mujeres. El programador le encargó al programa que arreglara para que las mujeres fueran trasladadas al complejo y fueran entrevistadas por él. Así transcurrieron los siguientes días:

— No sé por qué, pero no me va. Faltaba algo. Es una mujer muy hermosa, pero no sentí amor verdadero. Prueba la siguiente. 

Ocurrió lo mismo con las ocho. Se parecían mucho, sonreían mucho y sus voces eran agradables, pero Milton no las encontraba bien nunca. Observó:

— No lo entiendo, Joe. Tú y yo hemos elegido a las ocho mujeres de todo el mundo, que me han parecido mejores. Son ideales. ¿Por qué no me gustan?

— ¿Les gustas tú a ellas? -pregunté.

Alzó las cejas y apretó una mano contra la otra.

— Eso es, Joe. Es una calle de dos direcciones. Si yo no soy su ideal, no pueden actuar como si yo lo fuera. Debo ser su verdadero amor, pero, ¿cómo puedo conseguirlo?

— Ten en cuenta, Milton, que no se trata solamente de encajar físicamente con un ideal de mujer. Necesitas una muchacha que sea personal, emocional y temperamentalmente afín a ti. Si ocurre esto, la belleza es secundaria.”

Creo que Asimov le pegó a dos temas en este cuento:

1) Una pareja ideal no puede ser descrita sólo en términos físicos.

2) No necesariamente la que tú consideres como tu pareja ideal, te considerará como la suya.

Digamos que la primera es bastante obvia, o bueno, para alguien que quiere que su pareja aparte de bonita sea inteligente, pues es algo que debe considerarse. Pero la segunda… complicado jaja. Uno siempre piensa en que la pareja debería ser físicamente así, con una personalidad asá, y que tenga esto y lo otro. Y puede que la encuentre (sólo en Cali por ejemplo, somos 2’530.756 personas, repartidos entre 53% mujeres y 47% hombres), pero de ahí a que la otra persona te considere a tí al menos un “buen partido” buehhhhh… eso es otra historia. Y uno, después de varios desaires, tal vez pensará: “hombre, pero yo soy una buena persona, hago ayuno, doy limosna y no le hago daño a nadie… ¿por qué nadie me quiere? ¿por qué la vida es injusta conmigo?”. Ahí viene otro rollo, y este artículo le pega como anillo al dedo, muy en línea con el punto 2:

“Take a proper look at that person you fancy but didn’t fancy you back. That’s a complete person. A person with years of experience being someone completely different to you. A real person who interacts with hundreds or thousands of other people every year. Now what are the odds that among all that, you’re automatically their first pick for love-of-their-life? Because – what – you exist? Because you feel something for them? That might matter to you, but their decision is not about you.”

Y no, no es porque no estés cumpliendo las tres condiciones para tener éxito con el sexo opuesto:

Three rules to be successful

Si eso fuese cierto, ningún “feo” tendría éxito en las lides del amor (cof cof, por ejemplo) 😛 La belleza va más allá del físico, hay muchos detalles que enamoran que no necesariamente es tener un buen cuerpo y una sonrisa perfecta. Además, la confianza en sí mismo (y la confianza en que se puede conquistar a la persona deseada) es muy importante. En un post anterior, citaba el libro de  “The Perks of Being a Wallflower”; concretamente cité una conversación entre Sam y Charlie, donde básicamente el tipo perdió una oportunidad de oro con la chica que fue su traga, sólo por el hecho de tener el valor de decírselo. Muchas veces uno se queda en el “no, ella qué me va a parar bolas” o simplemente “ella no está interesada en mí”. Puede que no… pero puede que sí. Pero si nunca sales de la duda, no vas a obtener lo que quieres.

Casualmente hojeando Reddit, me encontré con este post, apenas para el tema… y se evidencia el porqué de no conocer esta persona “ideal”. Entre las que me parecieron relacionadas están:

“I’m not looking very hard.” 

“My irrational fear of rejection, so I don’t even try to go up to a girl and start a conversation”

“I have no idea how to date”

“I’m single by choice. not my choice.”

“Girl I like doesn’t feel the same way and I haven’t made a connection with anyone else since”

“Low self esteem”

“I’ve lost interest and I’ve never found a woman I’ve been even remotely emotionally attracted to. It’s not that I’ve given up. I’ve just stopped caring.”

“A combination of factors. I have high standards, I’m picky on top of that, and yet am shy and never talk to girls.”

“I’m terrible at picking up signals as well.”

“Shyness, insecurities about my body, low self esteem, fear of embarrassment, hesitation to express my feelings, possessing a very dull personality.”

La mayoría gira en que no ha conocido aún la persona que les mueve el piso (lo cual se soluciona ampliando el círculo social), el miedo al rechazo (toca matar ese miedo dando el primer paso), baja autoestima (toca quererse), no correspondencia (hay que seguir buscando), timidez (toca ser más sociable), o simplemente que se rindieron y aceptaron “su destino” (retroceder nunca, rendirse jamás 😛 ). Por otro lado, está la percepción de que a las mujeres “les gusta rehabilitar gamines” (lo cual me recordó un comentario que hizo un amigo hace muchos años de la “disonancia cognoscitiva”, aunque eso ya es tema para otro post 😛 ).

Con todo esto en mente, mi respuesta ante ¿quién es tu pareja ideal? sería una combinación de cosas físicas (porque todo hay que reconocerlo, todo entra por los ojos), pero más importante, como lo dice Asimov en su cuento, una persona “que sea personal, emocional y temperamentalmente afín a ti”. Y obviamente, teniendo eso claro y en cuenta, debo trabajar en los aspectos que mencioné arriba para lograr que esta persona también me considere su pareja ideal. A ver si si en este 2015 se da el milagrito que espero desde el 2011 jajaja.

Creo que esta vez me explayé mucho, pero bueno, al menos el tema fluyó 😛

Saludos!

– Andrés M.

PD: Lolo, si lees esto en algún momento, intenté hacer el post de una novia ideal que pediste hace 8 años, pero me salió algo diferente 😛

3 comentarios en “De la pareja ideal y otros menesteres”

  1. Me encantó la explayada!! Muchas gracias por ir “saliendo” de los pendientes jejeje.
    En estos días leyendo cosas varias me crucé con una observación que decía algo como que en la búsqueda de la pareja ideal a uno se le olvida volverse una pareja ideal también. Que dices, otro post para date año al respecto?


    Jejeje gracias a ti por pasar, no sé si algo te avisó 😛
    Pues este post intentó tocar algo de lo de volverse una pareja ideal, pero se puede continuar el tema sin problema 🙂 Te estaré contando!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.